Quién no se ha preguntado alguna que otra vez “¿ esto engorda ?”  “¿ engordaré más por comer esto ?”, a mi como nutricionista es una pregunta que me hacen prácticamente a diario. Por eso quiero explicar el concepto “engordar” o como dicen algunas personas “coger unos kilillos de más”. No se engorda por comer un determinado alimento, no es solamente un alimento el que nos hace engordar como muchas personas creen.

 

Un determinado alimento por sí solo no hace que engordemos, sino que es el cómputo de calorías de todos los alimentos ingeridos durante el día el que nos hará coger esos kilos de más. Por tanto hacernos la pregunta de ¿ esto engorda ? al referirnos a un determinado alimento no tendría mucho sentido

Vamos a intentar explicar que es eso del cómputo de calorías. Todos los alimentos nos aportan calorías, unos más y otros menos, por tanto, el cómputo de calorías ingeridas durante un día es la suma de las calorías que contiene cada uno de los alimentos que hemos consumido a lo largo del día. Es por esto que no debemos analizar cada alimento por sí solo, sino englobado en el conjunto de nuestra dieta diaria.

Una vez que ya sabemos que es el cómputo de calorías diarias, vamos a explicar que son las necesidades calóricas diarias de una persona. Cada persona en función de su edad, sexo, peso y actividad física tendrá unas necesidades calóricas diarias determinadas, que deberán ser cubiertas por el cómputo de calorías ingeridas a lo largo del día. El cómputo de calorías diarias (en condiciones normales) no debe ser menor que las necesidades calóricas diarias ya que de esta forma estaremos privando al organismo de calorías que tendrá que sacar de otro lado. Por este motivo es fundamental dejarse asesorar por un Dietista-Nutricionista, que nos calcule nuestras necesidades calóricas diarias, y nos elabore una dieta acorde a nuestros gustos, y un poco por debajo de nuestras necesidades calóricas, lo que nos hará perder peso de forma progresiva y segura.

Si por el contrario el cómputo de calorías es superior a nuestras necesidades calóricas diarias, estaremos aportando al organismo más calorías  de las necesarias, lo que hará que engordemos. Si esta ingesta superior a la necesaria es algo puntual, no tiene importancia, el problema viene cuando por norma, cada día aportamos a nuestro cuerpo más calorías de las que necesita.

Vamos a verlo más claro con un ejemplo. Una chica de 22 años de edad, con una altura de 1,58 m, un peso de 65 kg y una actividad física ligera tiene una necesidad calórica de 2000 kcal/día. Esta chica toma las siguientes comidas durante el día:

  • Desayuno: 1 vaso de leche semidesnatada con azúcar, una tostada con aceite y una pieza de fruta.
  • Media mañana: 8 cerezas.
  • Almuerzo: salmorejo, pechuga a la plancha y una tajada de sandia de postre.
  • Merienda: 1 vaso de leche semidesnatada y 3 galletas integrales.
  • Cena: ensalada de lechuga, tomate, atún y palitos de mar y de postre un yogur.

El cómputo total de calorías ingeridas durante el día es de 1500 kcal, por lo que aún le faltan 500 kcal para cubrir sus necesidades calóricas. Si ese día la chica decide comerse una copa de helado que le aporta 450 kcal no engordará, por lo que siguiendo con el título del post, en este caso concreto, podemos decir que “el helado no engorda”. Si por el contrario otro día con sus cinco comidas su computo total de energía es superior a 2000 kcal, y además se toma el mismo helado, en ese caso concreto si engordará.

En resumen, ningún alimento por si solo me hará engordar, todo dependerá del computo total de calorías a lo largo del día.

Autora: Vanessa Pino Mangas (@pinovanessa)

PIDE CITA AHORA